InicioEn portadaViewsonic LS800WU. Dulce pájaro de juventud.

Viewsonic LS800WU. Dulce pájaro de juventud.

Viewsonic_LS800WU

Laboratorio realizado por Javier Guerra

Hace años que sigo un patrón definido a la hora de escribir un artículo sobre los aparatos que pasan por nuestra sala de pruebas. La parte principal de este trabajo consta de extensas pruebas de visionado y largas sesiones de calibración que nos permitan exprimir todas las posibilidades de este, -en este caso el marcador del Viewsonic LS800WU que traemos a estas páginas ya está por encima de las 40 horas-, pero justo antes de sentarme frente al ordenador para redactar mis impresiones, me gusta leer la historia de la empresa que está detrás de la creación que tenga en ese momento en mi laboratorio. Les aseguro que hace bastante tiempo que no me sorprendía tanto al descubrir la historia de una empresa de este sector y he decidido compartir con ustedes, los lectores, la extraordinaria e inspiracional historia del creador y máximo responsable de la empresa Viewsonic.

 

El CEO de Viewsonic, Mr James Chu  es un empresario americano, nacido en Taiwán hace 61 años. Creció junto a sus 5 hermanos en una pequeña ciudad del sur de Taiwán y su currículo académico no fue precisamente brillante. Después de abandonar sus estudios inacabados, de cumplir su compromiso con el ejército taiwanés durante dos años y tras pasar por numerosos trabajos como comercial, llegó a EEUU antes de cumplir los 30 como responsable de ventas en Norteamérica de una marca taiwanesa de teclados de ordenador. Al año siguiente y gracias a su tesón y al dinero que sus hermanas le prestaron, ya fundó su propia empresa de monitores de ordenador, la misma que en 1990 adoptaría el nombre por el que hoy la conocemos. En estos 30 años desde su fundación, el Sr. Chu ha convertido a su pequeña empresa en un gigante tecnológico con oficinas propias en 30 países, puntos de venta en más de 120 territorios y una facturación anual de más de 1.500 millones de USD. En el camino, fue asociándose cuando era preciso a monstruos como AT&T o comprando la división de Display Products de Nokia, todo ello para conseguir convertirse en un fabricante líder de productos y soluciones de visualización, dejando a su estela a las grandes corporaciones japonesas dominadoras de este segmento desde hace décadas.

 

Si lograr el reto de convertirse en una empresa líder es algo merecedor del máximo elogio, lo es aún más cuando todo ello se ha realizado desde el respeto a un riguroso código de conducta y buenas prácticas que, como no podía ser de otra forma, ocupan un lugar predominante en la página web del fabricante como clara evidencia de su forma de hacer las cosas.

 

Viewsonic_LS800WU_top

 

TOMA DE CONTACTO

Nuestro invitado en estas líneas es uno de los dos proyectores basados en tecnología DLP y sistema de iluminación Laser, que Viewsonic ha alumbrado esta primavera como hermanos “mellizos”.  Ambos comparten la primera parte del nombre LS800 y no llegan a ser gemelos idénticos, porque a pesar de que externamente parecen copias exactas y de que comparten el 99% de sus piezas internas, la diferencia entre ambos modelos es que el LS800HD equipa un chip DMD con resolución nativa FullHD de 1920×1080 píxeles y el protagonista de nuestro análisis, -LS800WU- equipa el mismo chip DMD DarkChip 3 de Texas Instruments, pero en esta ocasión con una resolución nativa de 1920×1200 puntos de definición y 500 lumens extra en su Ligth Engine que le permiten alcanzar los 5.500 Lumens en las especificaciones contra los 5.000 de su hermano.

 

Esta decisión deja clara la manera de proceder del fabricante. Viewsonic podía haber hecho un sólo producto que tuviera como principal cometido la visualización de imágenes en entornos educacionales e instalaciones corporativas. Seguro que adicionalmente se iba a desenvolver a la perfección en aplicaciones con mayor presencia de imágenes de origen Video/Broadcast, como pueden ser los negocios de hostelería o recintos de apuestas donde emiten simultáneamente imágenes de gran formato con multitud de eventos deportivos. Pero ha preferido diversificar su oferta y fabricar dos aparatos perfectamente diferenciados, dándole a cada uno de ellos la orientación más adecuada para cada tipo de necesidad. Puestos a buscar un ejemplo de esta utilización mixta, podemos escoger como paradigmático el caso de un museo, que podría optar por el modelo LS800WU para exhibir información de datos, gráficos, PowerPoint y cualquier otro tipo de información proveniente de un PC en algunas salas y al mismo tiempo escoger el modelo LS800HD, para la visualización de imágenes con contenidos de video grabado en FullHD/1080p y que será capaz de reproducir mapeando la imagen punto a punto coincidiendo  con la resolución nativa del proyector y sin ayuda de los molestos procesados de vídeo que acaban afectando a la calidad de imagen.

 

Como exponente máximo del catálogo de proyectores de entorno educacional y de negocios del fabricante americano-taiwanés, el LS800WU es un aparato de aspecto imponente que aúna cierta belleza estética, con un amplio abanico de posibilidades para su instalación. Hablamos de un aparato de 44 cm. de profundidad, 36 de anchura y 16 de altura, que cuenta con un no demasiado generoso mecanismo manual para el desplazamiento de la lente (Lens Shift) tanto en el plano horizontal como en el vertical, pero que a cambio nos ofrece una construcción mecánica tan robusta, que está preparada para operar en cualquier ángulo y cualquier posición dentro de una orientación de 360º, lo que le convierte en especialmente útil para aplicaciones de Digital Signage y proyección en modo retrato vertical, que a buen seguro hará las delicias de las tiendas más vanguardistas que le quieran dar un toque de sofisticación a sus instalaciones.

 

Viewsonic_LS800WU_back

 

En el apartado de conexiones, el equipo de ingenieros de Viewsonic ha echado el resto y nos proporciona una plétora de conectores que incluyen entrada y salida de video VGA y también entradas y salidas de audio tanto en conector Minijack de 3.5 mm, como en conector RCA. Para la conexión de equipos informáticos, cuenta con una entrada USB 2.0 y otra Mini USB, además de una entrada Ethernet RJ45 para su inclusión en una red LAN que puede aprovechar el máximo potencial del control a distancia del aparato y la transmisión de señales de audio y video de alto ancho de banda en distancias de hasta 100 metros, gracias a su receptor integrado HDBaseT cuando se utilice cableado cat5e/cat6. Por si fuera poco, y para demostrar su carácter ambivalente, también está dotado de tres conectores HDMI.

 

El menú de usuario es otro de los puntos fuertes del LS800WU, ya que comparte con su hermano LS800HD la posibilidad de ajustar y calibrar de modo profesional las señales de entrada de video y no sólo en lo que hace referencia al ajuste de la escala de grises que busca una temperatura de color de referencia en todo el rango dinámico de la imagen, sino que incorpora un completísimo CMS (Sistema de Gestión de Color) que permite a un calibrador profesional el ajuste de los 6 colores primarios y secundarios, tanto en Saturación, como en Tinte y Luminancia. Bravo, bravo y bravo para Viewsonic, por tener en cuenta a los fanáticos de la fidelidad cromática al realizar su buque insignia.

 

Novedades en tecnología

De entre todas las virtudes de estos dos proyectores LS800, la más destacable por lo que supone de novedad y gracias a la cual se convierten en primeros espadas de la proyección en entornos sin control total de la luz ambiente, es sin ningún género de dudas su sistema de iluminación basado en el uso de un diodo Laser. Para este cometido, se le encarga la tarea a una fuente de diodos Laser de color Azul que aúnan una Alta Salida y una alineación ultra precisa, capaces de generar un flujo luminoso de más de 5000 lúmenes. Este haz de luz Azul se conduce a través de una lente de enfoque hacia una rueda de fósforo en la que se descompone en distintas longitudes de onda, obteniendo así los colores amarillo y verde. La suma de BGY se hace pasar por una segunda rueda, esta vez una de color que puede variar entre 4 y 6 segmentos en función de que se busque más luminosidad -el caso del LS800WU- o mayor fidelidad cromática -LS800HD- y de esta forma podremos obtener los 3 colores primarios que conformarán nuestra imagen. Todo ello dentro de un Light Engine en el que el chip DMD se encuentra herméticamente sellado, lo que permite una alta resistencia al calor y a la degradación. Dentro del menú de usuario se puede escoger entre cinco variantes de intensidad luminosa; el modo normal marca el máximo valor (100%) de iluminación disponible y alcanza unos valores de luminosidad estratosféricos y desde ahí, se puede ir reduciendo en tramos de un 20% para ir bajando a 80, 60, 40 ó 20% en función de las necesidades de visionado. Cabe reseñar que, usando el valor máximo de iluminación del 100%, la vida útil del sistema se establece en las 20.000 horas de uso. Obviamente, se pueden ampliar a valores mucho mayores en función del porcentaje de luminosidad escogido en el menú. Esto le convierte en un candidato perfecto para aplicaciones 24/7 que operen continuadamente, sin que importe demasiado el requerimiento de luminosidad que se precise.

 

Viewsonic_LS800WU_right

 

Pruebas de visionado

Para la realización de este laboratorio utilizamos imágenes provenientes de una Workstation Dell con gráfica Nvidia Quadro K6000, cuya resolución hicimos coincidir con la del panel DMD que de forma nativa ofrece una relación de aspecto 16:10 con resolución WUXGA de 1920×1200 puntos. Si hay algo que destaca sobremanera por encima de cualquier otra virtud, es la tremenda luminosidad que nos ofrece, alcanzando un valor de 58.6 foot lamberts en una pantalla de 2.34 metros de base y 106 pulgadas de diagonal en formato 1.78:1. Este chorro de luz permite unas condiciones de proyección adecuadas incluso con cierta luz ambiente que contamine la sala de proyección, que es una situación de uso mucho más realista para este aparato que la de una utilización en la que se controle totalmente la luz de la sala. Desde luego, el mecanismo de iris dinámico que fuerza de forma instantánea la atenuación del láser en función de la luz presente en el contenido que se reproduce, ayuda mucho a la confortabilidad del visionado.

 

A pesar de que, para la siguiente tarea, deberíamos haber probado su hermano LS800HD, también alimentamos a nuestro invitado con una fuente externa tan común como un reproductor de BluRay con señales 1080p nativas. Una vez adaptadas al panel mediante la no utilización de los pixeles sobrantes tanto en la parte superior como en la inferior de la imagen, pudimos constatar que el proyector hace un digno trabajo. Bien es cierto que no fue precisamente un amor a primera vista donde todo funciona a la perfección nada más conectarlo, pero gracias al estupendo menú de usuario y las posibilidades que nos brinda el equipamiento de nuestro laboratorio, pudimos confeccionar una imagen de calidad notable tanto en contenidos cinematográficos FullHD progresivos, como con las señales broadcast en HD 1080i de los canales de televisión de nuestro país.

 

Si entre las necesidades de alguno de sus clientes está la de un proyector que tenga que trabajar con señales de Alta Definición o WUXGA, durante varias horas diarias y además ofreciendo con una luminosidad superior a los 5000 lumens Ansi, este Viewsonic LS800WU tiene los papeles en regla para cumplir con ese cometido. Si las necesidades fueran más en la reproducción de contenidos de origen de video, entonces debería darle una oportunidad a su hermano LS800HD. Uno y otro dejarán satisfechos a sus afortunados poseedores, por un precio que acerca definitivamente la proyección Large Venue al gran público.

 

Análisis con Spectracal-Calman 5

Con la versión 5.9 correspondiente a la actualización 2018 de este software de calibración, procedimos a medir y ajustar el Viewsonic LS800WU. La ventaja de tener unos menús de usuario tan completos es que se puede lograr una imagen de muy alta calidad, pero la desventaja es que tantas opciones de configuración, te obligan a probar una y otra vez cada variable antes de escoger la más apropiada. Una muestra clara de esta sentencia la tenemos en la posibilidad de escoger por ejemplo entre 15 valores de gamma predefinidos -uno de ellos específicamente destinado a visionado de radiografías y resonancias en entornos médicos- en combinación con 11 valores diferentes de la función Brilliant Color. Si le añadimos los 5 colores distintos de fondo de pantalla, más las tres posibilidades de temperatura de color predefinidas y siempre dentro de cada uno de los cinco modos de color diferentes que ofrece, se pueden hacer una idea de las variables que hay que probar si te empeñas en la búsqueda de la perfección. A alguno le parecerán excesivas variables para un aparato cuya utilización no será precisamente en un entorno donde la fidelidad cromática sea un elemento crítico, pero yo siempre he pensado que un buen menú dice mucho de un aparato y sobre todo del equipo de ingenieros que hay detrás de él, tratando de ofrecer a sus clientes lo mejor de su capacidad.

 

Tal y como se puede apreciar en las imágenes adjuntas, la primera medición recién sacado de la caja nos ofreció una escala de grises con clara dominante azulada en toda la escala, un valor de Gamma bastante estable pero ligeramente superior a 2.4 y una precisión bastante mejorable de primarios y secundarios sobre el espacio de color REC709 del triángulo CIE. Una vez calibrado y con el Iris Dinámico desactivado, pudimos alcanzar el valor de contraste ON OFF nativo habitual de los chips DC3 de TI, pero con una excelente linealidad de la escala, con un blanco D65 casi perfecto. Se puede observar que el valor promedio de la desviación Delta e2000se situó en una cifra de 1.7, lo que hace que esa desviación sobre la norma sea imperceptible para el ojo humano. El valor de corrección Gamma se situó en un mucho más comedido 2.25 de promedio y todo ello con una cifra media de temperatura de color de 6503ºK.

 

Imagen 1

Imagen 1

 

Imagen 2

Imagen 2

La BBC negocia con C
NEP equipa su unidad
Calificar este artículo