InicioEn portadaserena: Ingeniería al servicio del cliente

serena: Ingeniería al servicio del cliente

un rincón de las instalaciones de la empresa serena

Nos acercamos a las instalaciones de Serena en Madrid para entrevistar en exclusiva a varios de sus máximos responsables y conocer de primera mano cómo opera un gran estudio de post-producción. Nos cuentan sus últimos desarrollos, evolución del sector y sus próximos retos.

 Hablamos con:

  • Marcos Requena, Director General
  • Manuel López, Director Técnico
  • Jorge Granados, Director de Sistemas
  • Gabriel Garrido, Supervisor de Efectos Visuales (VFX) y Senior Flame Artist

 

Serena, un estudio con vocación internacional

Serena nace en el año 2002 en España, en un contexto de gran competencia. Está constituida inicialmente por un equipo de no más de seis personas, que toma la decisión de volcar en este estudio, especializado en publicidad, su amplio bagaje dentro del sector. Desde un principio, Serena focaliza su negocio en mejorar la experiencia del cliente, desarrollando numerosas innovaciones con el fin de prestarle mejores servicios.

En un contexto de ampliación del negocio, la compañía decide abrir en el año 2011 una delegación en Dubái. Según nos cuenta Marcos Requena, director general de la compañía, esta iniciativa es fruto de la conversación con uno de sus clientes: “En aquel momento trabajábamos con un par de clientes en remoto desde nuestras instalaciones en España. Uno de estos clientes visitó nuestras oficinas y nos abrió los ojos. Después de conocer de cerca nuestros sistemas de trabajo y al equipo, nos comentó que allí en Dubái no disponían de una estructura similar”.

Por otro lado, la compañía detectó una fuerte demanda de talento occidental en aquella zona geográfica, así que resolvió lanzarse a la aventura.

La compañía consolidó con esta operación su vocación internacional, que ha tenido presente desde el principio. En diciembre del año pasado, el estudio fue adquirido por Essel Group, un conglomerado Indio formado por empresas internacionales de varios sectores, de la minería o la banca privada a la industria de contenidos, que además opera la mayor plataforma de televisión de pago en la India. “Estamos todavía finalizando el proceso de integración dentro del grupo”, nos matiza Marcos Requena. “Estas operaciones exigen cambios ligeros en el método de trabajo. Además, estamos explorando sinergias”.

 

sala de edicion y masterizacion de sonido de serena

 

Retos de mercado: democratización tecnológica y relación directa con anunciantes

El sector atraviesa un momento convulso, nos admite Marcos. Tradicionalmente, los servicios de postproducción estaban concentrados en una serie de compañías con una estructura muy concreta, pero este paradigma ha cambiado en los últimos años. Como se ha democratizado el acceso a la tecnología, los sistemas empleados en tareas de postproducción son ahora más baratos y sencillos de emplear. Esta situación ha llevado a la creación de empresas pequeñas que desean encontrar su hueco en el mercado. Como consecuencia, “los grandes estudios, con mayor capacidad de postproducción, estamos atravesando una fase en la que también tenemos que encontrar nuestro sitio”, nos detalla Marcos Requena.

Esta es una de las claves del momento actual del mercado, pero no la única. Desde hace unos diez años, los grandes anunciantes acuden directamente a los estudios de postproducción buscando transparencia y reducir sus costes. Esto ha provocado un cambio de modelo. Antes, el cliente natural de un estudio de postproducción eran la productora y la agencia. Ahora los anunciantes también forman parte del grupo de clientes. “Muchos anunciantes nos escogen directamente a nosotros para prestarles servicios -expresa Marcos-. Es el caso BMW, McDonald’s, Coca-Cola, Vodafone o ING, por mencionar sólo algunos”.

En la cadena de producción tradicional, el anunciante contrataba los servicios de la agencia creativa, que ponía sobre la mesa una serie de creatividades que producía después una productora de publicidad y post-producía un estudio de post-producción. “Esta cadena está en cuestión, y todo está un poco dado la vuelta. Las agencias crean sus propios departamentos de producción y post-producción, las productoras buscan su hueco equipándose con medios de post-producción, y los estudios de post-producción ofrecen también servicios de producción”, resume Marcos.

En este contexto, “el modelo tradicional de agencia creativa está cambiando, porque los clientes buscan algo más aparte de esa creatividad. Buscan un formato de agencia más versátil y flexible, capaz de adaptarse rápidamente a los cambios. Las agencias están creando su propio departamento de producción para no externalizar continuamente los servicios y resultar más dinámicas”.

En todo caso, este nuevo paradigma seguirá expandiéndose en el futuro, opina Marcos, que aporta otra clave de interés: “Han surgido empresas que prestan servicios de distribución internacional de campañas a grandes anunciantes. Estas grandes multinacionales producen en un momento concreto una campaña en un país, pero desean distribuirla después a varios países más. Los estudios les prestan servicios que van más allá de la mera tarea de postproducción, realizando para ellos adaptaciones y versiones en otros idiomas”.

En palabras de Marcos Requena, “los estudios grandes están mejor posicionados para librar esta batalla, porque disponen de más capacidad para resolver con éxito los proyectos”.

 

Flujos internos de trabajo, un factor diferencial

Un hecho diferencial entre un estudio grande y otro pequeño son sus flujos internos de trabajo. Existen servicios de valor añadido que trascienden el hecho de que un estudio tenga una máquina u otra.

En este marco, hemos charlado con Manuel López, director técnico de Serena, y Jorge Granados, su director de sistemas, para que nos cuenten tres de sus desarrollos más interesantes. La finalidad perseguida con todos ellos es agilizar el trabajo de los operadores y que el cliente obtenga una respuesta más rápida.

 

Sala con racks y sistemas de visualizacion e ingesta de serena

 

Solución en la nube

Manuel López: Nuestro propósito era brindar a nuestros clientes un modo de acceder al material que está post-produciéndose, o que necesita revisión y aprobaciones, de una forma ágil, flexible, cómoda e inmediata. De esta manera, podíamos evitar labores tediosas, como los ftp o el uso de plataformas tipo Dropbox, que muchas veces exigían al cliente dar un paso añadido que no estaba a su alcance, ya sea por temas de seguridad o porque requería la instalación de alguna aplicación en los equipos que no estaban autorizados para descargar. Esta solución cloud permite a los clientes ver, escuchar y tener el control de sus piezas desde cualquier dispositivo y plataforma, un factor que no es trivial y nos ha costado conseguir.

Jorge Granados: Exportamos el contenido directamente desde las aplicaciones a esta solución, a la que tiene acceso el cliente. El  departamento de producción recibe un correo de manera automática para que revisen previamente el material. Después, se lo comunican al cliente. A parte de servir como sitio de almacenamiento, esta solución ofrece también una serie de ventajas, como la opción de hacer videoconferencias con nuestros clientes sin instalar ningún software. El equipo de sonido lo utiliza para enviar locuciones a los clientes. Podemos añadir un calendario para fijar plazos, además de muchas otras utilidades. Nosotros hemos desarrollado toda la parte de automatización y personalización de la plataforma partiendo de una solución open source.

 

¿Os planteáis dar algún otro uso a la tecnología cloud?

Manuel López: Movemos una cantidad ingente de contenido que exige celeridad y no-comprensión, así que consideramos inviable usar la tecnología cloud para otras tareas de post-producción. Sí podemos emplear esta tecnología cuando hemos terminado la pieza y queremos que la revise o apruebe el cliente. En este caso, manejamos un material corto, de menos de un minuto, con calidad de emisión, un códec muy flexible y con unos requerimientos que sí nos permiten trabajar en la nube. No es práctico hacerlo en el resto de procesos a día de hoy, porque trabajamos en muchos casos con material en 4K u 8K y profundidades de 16 bits de color.

 

Escaleta

Jorge Granados: Con el fin de facilitar el seguimiento de cualquier proyecto, hemos desarrollado una herramienta que llamamos ‘escaleta’. Esta solución nos permite controlar de forma exhaustiva el estado de cada plano, qué falta por hacer, a quién está asociada cada tarea, etc. Tenemos acceso a información genérica del proyecto que nos permite visualizar todos los planos. A través de colores asignados sabemos si el plano está terminado, en proceso, finalizado, desactivado. Podemos dejar notas, la herramienta incluye información detallada de todos y cada uno los departamentos involucrados y un calendario para su organización. En resumen, tenemos un acceso rápido al proyecto y de un solo vistazo podemos ver el estado completo del mismo. Esto es especialmente relevante en proyectos de mucha envergadura.

Manuel López: Aquí debemos destacar que un trabajo de post-producción exige la intervención de muchos departamentos (VFX, grafismo, composición, producción…). Cada persona debe estar al tanto de una serie de tareas. Esta herramienta permite hacerlo sin necesidad de colocar un post-it en el escritorio ni de reunirse todos los días con otros compañeros.

 

Panel de conexiones ubicados en las instalaciones de serena

 

Máster digital

Jorge Granados: Desde hace unos cuantos años, utilizamos máster digital. A la hora de implantarlo, quisimos que funcionara de forma automatizada. Incorpora una base de datos que nos permite consultar en todo momento cualquier máster de modo fácil. Tenemos un script que está continuamente corriendo, rellena la base de datos y mueve cada contenido a su sitio correspondiente. El departamento de producción puede acceder a esta herramienta para previsualizar cualquier máster o transcodificarlo a otros formatos directamente a través de una página web.

Manuel López: Lo que hicimos es trasladar el antiguo concepto de máster digital en una cinta. En vez de volcarlo, ahora lo almacenamos. El máster digital está ordenado por clientes, y disponemos de diferentes opciones de búsqueda: fechas, cliente, palabras clave, etcétera. Podemos saber también su clave de emisión, si tiene subtítulos o teletexto asociado. Es, en definitiva, una gran herramienta que nos permite llevar el control de las campañas de todos nuestros clientes de forma ordenada.

 

Ingeniería, una pieza clave

Un factor que distingue a Serena de otros estudios es su hincapié en la ingeniería, según nos asegura Manuel López: “Lo consideramos una pieza fundamental, porque nos permite dar una respuesta interna rápida a muchos retos que las soluciones comerciales no resuelven. En muchos casos, una máquina por sí sola no soluciona los desafíos. Necesitas un apoyo detrás que permita que todo fluya”.

El propósito de la compañía es que tanto clientes como operadores no tengan que instalar, en la medida de lo posible, ninguna aplicación, y obtengan lo que buscan a través de una página web. Manuel ilustra esto a través de un ejemplo: “Nos aseguramos de que si un spot se ha terminado hace seis meses se lo podamos encontrar al cliente correctamente, restaurar todo el proyecto de nuestra librería y dejarlo disponible en la SAN de todo el Estudio para modificar un teléfono o un precio en cuestión de minutos.”

Otro aspecto que distingue a Serena de otros estudios es su seguimiento de cada campaña: “Destinamos personal de producción dedicado en exclusiva al seguimiento del proyecto, desde su fase inicial hasta el final”.

 

Próximos retos: virtualización y realidades inmersivas

 Jorge Granados opina que uno de los grandes retos del futuro casi presente reside en la virtualización (VDI Virtual Desktop Infrastructure), tecnología que en entornos ofimáticos está consolidada pero que en entornos  de alto rendimiento como el de Serena todavía no lo está. Esta tecnología ofrecerá la posibilidad de operar desde cualquier sitio y dispositivo, pudiendo acceder directamente al software de post-producción de forma rápida y ágil. “Es un poco pronto, notamos aún pequeños defectos cuando estamos trabajando con una máquina virtual, pero, conforme los protocolos de comunicación mejoren y sobre todo el precio baje, sí podremos aplicar esto”, anticipa Jorge. Este avance permitirá gestionar mejor los recursos y operar de forma más ágil.

Por otro lado, una de las áreas de negocio que Serena quiere explotar son los desarrollos con tecnologías de realidad virtual, aumentada y mixta. Gabriel Garrido, supervisor de efectos visuales (VFX) y senior Flame Artist, afirma que la compañía ha realizado ya diversos proyectos. “Estas tecnologías abren una nueva rama de negocio para nuestros clientes. Estamos muy pendientes de su avance”, afirma. “La clave reside, sobre todo, en explotar este medio para que el impacto sea mayor y el recuerdo de marca sea más potente”.

ETIQUETAS:
Canon XF705: versati
Desvelados los detal
Calificar este artículo