InicioEn portadaMicrófono Sennheiser Handmic Digital. Mucho más que otro micrófono de mano.

Micrófono Sennheiser Handmic Digital. Mucho más que otro micrófono de mano.

Sennheiser, Handmic Digital

Su aspecto encierra mucho más de lo que parece, añadiendo a toda la tecnología de Sennheiser una buena dosis de estrategia que nos muestra nuevas formas de hacer.

 

Laboratorio realizado por Luis Pavía

La transformación de todo a nuestro alrededor es algo que ya no debería sorprendernos. Es un proceso continuo, vertiginoso, que cada vez avanza mas rápidamente y en el que parece que cada vez quedan menos huecos por rellenar. Hace tiempo que en esa evolución destacan los teléfonos móviles y las tabletas, dispositivos que se han ido apoderando de funciones que antes requerían de herramientas específicas y, que mediante la instalación de determinadas aplicaciones, hoy están reemplazando equipos de (casi) cualquier índole.

 

También es cierto que en la mayoría de los casos una gran parte de usuarios obtienen resultados más que satisfactorios para sus necesidades, aunque no sucede así cuando dichas necesidades deben alcanzar los requisitos de determinados ámbitos  profesionales.

 

Pero que no cunda el pánico, que nuestro análisis no va de móviles. Ni de tabletas. Ni pretendemos romper ninguna lanza desde nuestras páginas, ni a favor ni en contra de lo que fabricantes, clientes y el propio mercado están haciendo que suceda. Pero sí destacamos que en el análisis que hoy nos ocupa hay mucho más que un producto nuevo. Hay decisiones estratégicas que nos parecen muy relevantes, y que pensamos también merecen su análisis.

 

Recordemos que este análisis es de un aparentemente simple micrófono de mano. El producto en sí mismo, puede no parecer especialmente llamativo, aunque sí de excelente calidad. No hay que olvidar que se trata de un micrófono de mano, con cápsula dinámica, de respuesta cardioide de alta calidad, basado en el conocido modelo 835 del mismo fabricante, con cable, de construcción sólida y robusta y concebido para conectar directamente a un móvil o una tablet… Pero cuidado, que también estamos ante la decisión de un fabricante como Sennheiser, con todo su nombre, su calidad y su prestigio en el audio profesional, que lanza al mercado un micro específicamente concebido para utilizarlo con dispositivos móviles como dispositivo de grabación mediante conexión USB, y específicamente con iPhone, iPad, o iPod, mediante su conexión lightning.

 

Pero micrófonos para móviles ya había. Entonces ¿qué diferencia aporta este modelo? En el aspecto tecnológico nos encontramos con características de primer nivel: una cápsula grande, de buena sensibilidad, diseñada para ser razonablemente inmune al viento, con muy buen aislamiento del ruido ambiente lateral y con un amplio rango de frecuencias de 40 a 16.000 Hz, que son las habituales que esperamos encontrar en micrófonos de nivel y rendimiento profesional.

 

Sennheiser_Handmic_Digital_2

 

Lo que no resulta tan habitual es la inmunización específica frente a la radiación de los teléfonos móviles, requisito que hoy ya forma parte de nuestra lista de indispensables.

 

Y un poco más allá, el convertidor analógico/digital integrado en la propia electrónica resulta un excelente punto a su favor para garantizar la impecable calidad de la señal a grabar sin necesidad de tratamientos posteriores. Y este es quizá el mejor resumen del concepto del micro. No es un dispositivo apto para mezcladores, grabadores, cámaras o cualquier otro dispositivo “tradicional” que requiera una señal analógica. Es apto para dispositivos que registren señales de audio ya digitalizadas.

 

¿Qué ya había micrófonos USB? Sí, claro. Pero no en este nivel de calidad, ni muchísimo menos. Y menos que se pudiesen conectar a dispositivos Apple de las últimas generaciones. Recordemos que en el iPhone 7 ya desaparecieron las conexiones analógicas de micro y auriculares.

 

Si observamos las entrevistas en las ruedas de prensa multitudinarias, cada vez se ven menos grabadores, ni siquiera digitales, y sí muchos móviles grabando. Incluso emitiendo en directo. Hasta ahora había primado la inmediatez por encima de la calidad. Y en esta parcela, para la que no había micrófonos que pudiesen ofrecer la calidad de un equipo profesional, ya que ni siquiera los mejores móviles pueden alcanzar las prestaciones de un micrófono de calidad de ámbito profesional.

 

Y esta es la parcela estratégica en la que un fabricante de equipos especializados de audio de gran calidad ha identificado un interesante nicho que vienen a cubrir. Acabamos de superar los límites de calidad impuestos por una cápsula de pequeño tamaño concebida para un uso prioritario de voz en transmisión por canal telefónico, es decir, con un ancho de banda bastante limitado, para poder ofrecer un audio de calidad broadcast grabado, o emitido en directo, a través de nuestro móvil. Ya no hay que renunciar a la calidad para disponer de inmediatez.

 

El micro se conecta desde su propio conector microUSB, convenientemente protegido para dotarle de solidez en la conexión, y se suministra con dos cables, uno con terminación USB normal y el otro con terminación Lightning para equipos Apple, que incluyen en la lista de dispositivos compatibles iPhone, iPad e incluso iPod. En los primeros casos disponemos no sólo de un grabador, sino de una canal de transmisión en directo con una calidad que hasta ahora no era posible.

 

El de las entrevistas era un simple ejemplo en el que todos podemos comprobar de primera mano, simplemente viendo las noticias, cómo ha cambiado el panorama profesional. Pero existen muchos otros usos para los que este micrófono también supondrá un salto cualitativo importante, resultando idóneo para cualquier otra necesidad en el que la calidad de sonido sea un factor diferencial: entrevistas frente a cámara (rodadas con… ¡un móvil!), sonido ambiente en conciertos, blogueros, youtubers, etc.

 

Sennheiser_Handmic_Digital_3

 

En el caso de los equipos de Apple es compatible con todo el software de grabación de video y para aplicaciones de sólo audio se recomienda el software de Apogee para controlar los parámetros de grabación. Existen dos aplicaciones: Apogee Meta Recorder y Apogee Maestro. En este caso nos ha sorprendido que la versión gratuita de Meta Recorder sólo permita registrar 60 segundos, porque con esta aplicación existen diversas opciones para acceder a tiempos ilimitados de grabación simplemente conectando determinados modelos de Apogee o del mismo Sennheiser. Para este modelo, al menos en este momento, se debe adquirir la actualización. Si bien el precio es económico (5,49€ en enero de 2018 para la versión de dispositivo individual) nos sorprende que este modelo no esté incluido cuando otros de Sennheiser sí lo están. ¿Acaso en futuras versiones del software lo estará…?

 

El hecho estratégico que nos parece destacable, como adelantábamos al principio, es cómo el mercado va evolucionando y cómo las marcas consolidadas, lejos de intentar mantener su exclusividad como sucedía hace ya tiempo, responden con bastante agilidad a las necesidades del mercado, ofreciendo productos compatibles incluso con posibles competidores.

 

También entendemos que de la misma forma que las cámaras de fotos réflex hoy están reconocidas como cámaras de vídeo, nadie se cuestiona su adecuación para multitud de trabajos incluso de cierto nivel, y se fabrican todo tipo de accesorios para su mercado, este micrófono viene a confirmar que los teléfonos móviles también están formando parte de las herramientas habituales en entornos de grabación/emisión. Y esto me lleva a pensar, a título personal, que este camino de integraciones no ha hecho más que empezar.

 

Estaremos atentos al futuro.

Canon lanza el mayor
Nuevo formato Blackm
Calificar este artículo