InicioDivulgación¿Por qué el broadcasting se está pasando a soluciones KVM por IP?

¿Por qué el broadcasting se está pasando a soluciones KVM por IP?

Imagen que representa conexiones IP

Por Jamie Adkin, SVP EMEA de Adder Technology

Las soluciones tecnológicas KVM (teclado, vídeo y ratón por sus siglas en inglés) se llevan utilizando de manera masiva en la industria del broadcasting desde hace muchos años. No obstante, últimamente gran parte del sector ha comenzado a detectar grandes ventajas en emplear soluciones KVM basadas en IP. Gracias a este sistema se pueden derribar ciertas barreras tecnológicas y se garantiza el acceso en tiempo real, algo fundamental en la producción en directo.

Al utilizar una red de transporte IP se consigue un flujo de trabajo de producción más versátil y a un coste mucho menor que con los sistemas tradicionales. Consecuentemente, los productos KVM por IP están ganando mucha popularidad entre las empresas y entidades transmisoras de TV o radio, así como entre estudios y posproductoras.

El IP tiene innumerables beneficios, entre los que destaca el ahorro de costes, la mejora de la escalabilidad y la flexibilidad. En un contexto en el que cada vez los costes son mayores, los presupuestos más reducidos y se extiende la idea de hacer más con menos, el IP se presenta como la mejor respuesta a muchos de los retos de las transmisiones.

Pongamos por ejemplo la flexibilidad. El KVM por IP de alto rendimiento permite que las operaciones se conecten de forma remota a muchos ordenadores desde cualquier estación de usuario, con lo que se pueden trasladar los ordenadores a una sala de servidores creada específicamente para ello. Este enfoque no solo mejora el entorno del usuario, al ahorrar espacio, sino que también proporciona más libertad para maximizar el uso de los espacios de producción, los estudios de radio o las salas de edición. Disponer de espacios o salas multiusos que pueden reconfigurarse en cuestión de minutos permite a las broadcasters sacar el máximo provecho de sus espacios y de sus activos tecnológicos.

La tendencia a trasladar los recursos lejos de los usuarios ha adquirido gran popularidad entre las broadcasters que están modernizando su infraestructura u optimizando la seguridad y, sobre todo, entre aquellas que están construyendo nuevas instalaciones.

Workflow de un sistema IP KVM de AdderPara los clientes del sector, la escalabilidad es uno de los elementos claves para impulsar la adopción de IP. A menudo, otras soluciones KVM basadas en tecnología propietaria presentan limitaciones a la hora de ampliar instalaciones, por ejemplo si se trata de puertos preconfigurados o si conllevan la compra de nuevos dispositivos hardware, que además incurren normalmente en un incremento de coste mucho más elevado.

Por el contrario, la naturaleza ilimitada del IP proporciona grandes posibilidades a aquellos flujos de trabajo de emisión que se encuentra en constante desarrollo y a su creciente infraestructura. Las soluciones KVM por IP pueden ampliarse a medida que las empresas necesiten más flexibilidad, lo que implica, por ejemplo, que no es necesario saber el número de puertos exacto al principio de un proyecto. Es más, la adopción de IP implica que no hay límites en lo que respecta al número de usuarios, ordenadores o dispositivos conectados, como tablets o cámaras.

Una matriz KVM basada en IP permite a los operadores cambiar, ampliar y compartir máquinas y contenido sin perder calidad o rendimiento y añadir puntos de acceso o redirigir ciertas partes de una red. Y esta posibilidad puede mejorar aún más mediante soluciones de acceso remoto basadas en redes WAN. Un ejemplo perfecto lo podemos encontrar en 2017 con la evacuación del centro de una gran ciudad alemana para hacer explotar una bomba de la Segunda Guerra Mundial. En ese momento, una importante red de televisión alemana cuya sede se encontraba en la zona evacuada estaba realizando una retransmisión en directo. Gracias a una matriz KVM basada en IP, la cadena pudo redirigir las redes de retransmisión y acceder a los recursos desde fuera del edificio, permitiendo una evacuación segura que no supuso ninguna interrupción para la audiencia.

Un KVM por IP de alto rendimiento proporciona importantes ventajas en prácticamente todas las etapas del flujo de trabajo de retransmisión. Desde una mejor flexibilidad hasta una escalabilidad asequible, estas ventajas dejan claro por qué muchas de las principales emisoras, estudios y compañías de posproducción del mundo están adoptando rápidamente el IP.

ETIQUETAS:
RTVE da comienzo a l
Pedro Duque clausura
Calificar este artículo