InicioEn portadaPlayz, la gran apuesta OTT de RTVE

Playz, la gran apuesta OTT de RTVE

Imagen genérica con diferentes pantallas que representa las plataformas OTT

La plataforma OTT de RTVE ha cumplido este octubre su primer año. Trazamos un balance de su evolución con Alejandro Vega Martín, director de RTVE Digital, que analiza sus puntos clave y nos revela, en exclusiva, las próximas innovaciones tecnológicas previstas para este servicio.

¿Qué expectativas teníais con Playz, y en qué grado las habéis cumplido?

Con este servicio nos marcamos tres objetivos básicos. El primero era conectar con un público al que no estábamos llegando desde RTVE, y es el que oscila de 15 a 35 años. Más tarde, y gracias a nuestros contenidos, hemos llegado a público fuera de este rango. Pero, en todo caso, el 75% de nuestra audiencia pertenece a este grupo. Se trata, pues, de un objetivo cumplido.

Otro objetivo era permitir un consumo multi-dispositivo. El público al que nos dirigimos consume mucho contenido a través de dispositivos móviles, así que buscábamos que nuestra oferta se adaptara fácilmente, sobre todo en relación a los tiempos y duraciones, a móviles y tablets. Los datos obtenidos nos indican que el 70% del consumo se produce a través de estos dispositivos, así que podemos considerar este hito también logrado.

Por último, buscábamos dar un giro a la distribución del contenido. No queríamos que se centrase sólo en la plataforma propietaria Playz, accesible a través de la televisión conectada, web, móvil o tablet, sino ir más allá, así que decidimos ampliar la distribución a través de nuestras plataformas en YouTube, Facebook y otras redes sociales. Esto ha funcionado muy bien. Es más sencillo colocar el contenido donde ya están los usuarios, que intentar atraerlos sí o sí a tu plataforma. Hemos conjugado estos aspectos. Sin dejar de lado nuestra plataforma, teníamos claro que había que lanzar contenidos también al resto.

Alejandro Vega Martín, director de RTVE Digital, en el marco de una entrevista

En relación a la producción de contenidos, una de vuestras señas es la interacción con el usuario.

Sí. Un ejemplo de esto es nuestra primera producción, ‘Si fueras tú’, que tuvo mucha repercusión y ganó multitud de premios.

Aquí el hilo argumental era decidido por el usuario. ¿Qué retos técnicos supuso esto?

Este factor nos obligó a rodar todas las semanas, lo que suponía un reto. Como los capítulos estaban basados en una decisión tomada por el usuario, al que dábamos dos opciones, teníamos que guionizar, rodar, editar, producir y post-producir el capítulo en una sola semana. A nivel técnico, esto exige al equipo de producción mucho más que una producción tradicional con capítulos rodados en dos, tres o cuatro semanas.

Por otro lado, a nivel de plataforma, teníamos que reflejar esa participación, que normalmente promovíamos a través de redes sociales, de una forma limpia y transparente para no dar lugar a suspicacias de manipulación, demostrando al usuario que es él quien tomaba realmente la decisión sobre la trama. Esto nos supuso también un reto importante.

¿Qué otro ejemplo de interacción destacarías?

Otro caso es la serie Inhibidos. Aquí la interactividad era posterior, y exigía un desarrollo específico de nuestro player para este producto. Cuando el usuario veía la serie a través de nuestra plataforma, podía elegir entre diferentes planos de una secuencia en momentos puntuales de la trama de acción. De este modo, en vez de visionar el plano escogido por el realizador en el montaje final, el espectador podía elegir una cámara subjetiva, un contraplano o incluso secuencias que estaban produciéndose en otra habitación o espacio. El usuario podía modificar en este caso también el hilo argumental de la serie.

Captura de la versión móvil de la plataforma OTT Playz

¿Plantea retos enviar el contenido a distintas plataformas?

Sí, esto nos planteó un reto internamente. En YouTube, por ejemplo, la calidad de vídeo no tiene prácticamente límite. Esto supuso un reto para nosotros, porque nos dijimos: “Si vamos a distribuir contenido en otras plataformas, en la nuestra tenemos que ofrecer, mínimo, la misma calidad y experiencia de usuario”. Así que instalamos un nuevo player con implementaciones en la parte de transcodificación para ofrecer al usuario una calidad HD. En el caso de series y contenidos producidos en 4K, añadimos también ese paso de transcodificación a 4K para que el material esté disponible en nuestra aplicación de botón rojo. El área técnica tuvo que asumir estas implicaciones para dar respuesta a las exigencias de contenido que estaban demandándose.

¿Tuvisteis que dotaros de nueva infraestructura para acometer todo ese proceso?

Estamos muy satisfechos respecto a eso, porque apostamos por que todo el desarrollo de Playz fuera in-house. El área de tecnología decidió que todo podía hacerse internamente, y que contaríamos con la estructura que ya teníamos, adaptándola y acometiendo ciertas modificaciones. Creímos que podíamos asumirlo, y así fue. Además, lo conseguimos en tiempo récord. Este proyecto, que, como sabes, vio la luz a finales de octubre de 2017, empezó a trabajarse técnicamente en el mes de mayo. Es decir, que conseguimos lanzarlo con un nivel óptimo de calidad en prácticamente cuatro meses.

Habéis realizado también producciones en directo.

Sí, hemos hecho producciones en directo, y seguimos haciéndolas. En algunos casos, ligamos los directos a los contenidos de televisión. El año pasado, por ejemplo, realizamos varios directos asociados a Operación Triunfo. Hemos hecho también producciones en directo que no se habían realizado antes, como una retransmisión de las campanadas a través de YouTube. Además, ya desde los primeros meses de la plataforma, emitimos los estrenos, ya sean series o documentales, en streaming en directo. Aunque luego estén disponibles bajo demanda, queríamos incrementar de este modo la expectación en el usuario.

¿Os plantea esto alguna problemática concreta?

En relación a los directos con unidad móvil o desde un estudio, no tuvimos problemas porque ya los habíamos realizado. Lo que no habíamos hecho antes, excepto en casos muy puntuales, son directos de contenido enlatado en streaming, así que tuvimos que adaptar nuestros sistemas de directo para poder lanzar una playlist de emisión.

¿Qué estrategia seguís en la parte de analítica de datos?

Disponemos de varios tipos de datos. Por un lado, tenemos acceso a los típicos datos de analítica de audiencias que venimos obteniendo desde hace tiempo, y que generan mucha información sobre el usuario. Nuestro player no es quizá el más atractivo del mercado de puertas para fuera, a nivel usuario, pero genera por debajo muchísima información. Recogemos cuánto tiempo permanece un usuario viendo contenido, si lo ve hasta el final, en qué momento abandona, si accede desde ese vídeo a otro, etcétera. También recogemos datos demográficos. Actualmente, estamos trabajando en un proyecto más global. A la parte de analítica que hemos trabajado siempre, queremos añadir también la capa de user tracking, personalización, recomendación. No está implantado todavía, pero estamos muy avanzados con ello. Lo lanzaremos en breve. Para nosotros, esos datos son fundamentales. Muchas de las decisiones de contenido que hemos tomado en Playz vienen derivadas de la experiencia de usuario y el feedback que hemos recogido. Extraemos también mucha información de redes sociales, que son muy importantes para nosotros.

Versión web de la plataforma OTT de RTVE, Playz

Para este nuevo proyecto, ¿emplearéis Big Data?

Sí, efectivamente. Es un proyecto que ya está adjudicado, y las empresas adjudicatarias trabajan en este campo de Big data. Creemos que es un proyecto muy ambicioso. Desde RTVE nunca se había afrontado, pero es fundamental, teniendo en cuenta el estado actual y la evolución futura del consumo audiovisual.

Está claro que el usuario desea personalizar cada vez más su consumo. Y esto sólo podemos hacerlo si accedemos a información de él que nos permita ofrecerle lo que realmente quiere. Yo pongo siempre el siguiente ejemplo básico. El usuario que entra en la web de RTVE no tiene por qué ver las noticias, si lo que desea ver realmente es entretenimiento. Queremos alcanzar el grado de personalización y recomendaciones de las grandes plataformas del mundo audiovisual como Netflix.

Has mencionado que realizáis producciones en 4K. ¿Cuál es vuestra postura respecto a esta resolución?

En las contrataciones para Playz, no exigimos normalmente producciones en 4K. Sí es cierto que muchas productoras nos las ofrecen, porque ya tienen sus sistemas de producción adaptados a 4K y les resulta más cómodo producir en esa resolución. Cuando nos preguntan si preferimos la producción en HD o 4K, escogemos 4K, y ya después vemos cómo y dónde la distribuimos. Hacer un down conversion es muy fácil. Nuestras producciones en 4K están disponibles en el botón rojo. Nuestro objetivo, claro está, es mantener en 4K todas las producciones que nos lleguen con esa resolución. Si la política global de RTVE fuera producir todos los contenidos en 4K, lo asumiríamos sin problema, porque ya estamos haciéndolo.

¿Destacarías alguna innovación tecnológica reciente de la plataforma?

Hace poco, lanzamos una aplicación específica para smartphones y tablets. Lo consideramos un paso fundamental, debido al incremento de consumo a través de dispositivos móviles. Estamos también innovando en nuestro player. Creemos que su evolución es imprescindible, teniendo sobre todo en cuenta que el usuario comparte mucho contenido a través de redes sociales. Tenemos que ponérselo muy fácil a la hora de compartir contenidos.

Por otro lado, en este momento emitimos en un multibitrate, de modo que el usuario puede elegir manualmente entre varias calidades disponibles. Estamos trabajando en un desarrollo de streaming adaptativo para que la calidad se adapte automáticamente al ancho de banda del usuario. Creemos que es una mejora importante. Claro que aquí entra la batalla de siempre, porque el usuario debe tener opción también de limitar la calidad. En el caso de los móviles, por ejemplo, aunque el usuario tenga mucho ancho de banda, un contenido de mucha calidad puede fundir su tarifa de datos en muy poco tiempo. En este sentido, intentamos aportar la máxima calidad, pero tratando también de ahorrarle al usuario el máximo de consumo, para que sus tarifas de datos no se agoten rápido.


Futuro de la televisión: Hacia un modelo convivencia

Aprovechamos la ocasión para analizar con Alejandro Vega el futuro de televisión tradicional y las OTTs. En el caso de España, apuesta por una relación de coexistencia, sin eludir los importantes retos que afronta el sector. Alejandro nos revela, en este contexto, que RTVE prepara el lanzamiento de una OTT internacional.

¿Cuál es la situación actual del mercado de la televisión, en relación a las nuevas OTTs?

Las tendencias del mercado nos indican que el consumo de televisión tradicional en Europa ha variado muy poco. Presenta una ligera tendencia a la baja, pero no un despunte crítico. Sí es cierto, por otro lado, que el consumo de contenidos online avanza muchísimo. Es decir, la televisión lineal no pierde peso, pero el volumen de contenidos bajo demanda vía Internet está creciendo muy rápido. Así que el consumo vía OTT será cada vez mayor. ¿Significa esto que la televisión lineal, tradicional, llegará a morir? Yo creo que no, al menos en un plazo de tiempo razonable.

Portada-OTT-Playz-2¿Cuál es la situación en España?

En España, creo que habrá un modelo de convivencia. En muchos sitios, las conexiones a Internet no son aún tan potentes como para soportar contenido online de calidad. En muchos pueblos no llega siquiera la TDT, y siguen viendo la televisión vía satélite. Creo que los próximos años serán de convivencia, aunque nosotros nos tenemos también que adaptar.

En este marco, además, RTVE está trabajando en una OTT internacional para distribuir contenidos, sobre todo, en el continente americano. Los acuerdos con operadores nos implican ciertas restricciones que no tendríamos si distribuimos esos contenidos vía OTT.

Aquí en España dependemos también del reparto de espectro y los nuevos dividendos. Tenemos uno en 2020, que ya es inminente, y que supondrá un nuevo recorte de espectro de potencia para la televisión. Se rumorea que puede haber otro en 2030. Vamos a depender mucho de esto. Si la Unión Europea nos restringe el ancho de banda y el espectro, veremos cuántas televisiones pueden permanecer dentro del rango disponible.

El mercado actual es un océano con grandes depredadores como Netflix, HBO, Amazon, YouTube o Google, donde también estamos algunos peces más pequeños. Como servicio público, creo que estamos obligados a seguir estando. En este contexto, tenemos que posicionarnos y buscar nuevas formas de distribución del contenido. Hace diez años, aquel que tenía un póster repetidor era el amo de todo, pero eso ya no vale nada. Estamos compitiendo a nivel global, no sólo con los operadores de España.


LOVES TV, una apuesta muy fuerte

RTVE está participando también en el lanzamiento de lovesTV, una plataforma OTT conjunta con Mediaset y Atresmedia. ¿Estás involucrado en este proyecto?

Tengo bastante conocimiento acerca de él, porque he participado en varias reuniones con los diferentes participantes.

¿Cuál es el objetivo de la plataforma?

Queremos ofrecer valor añadido a los espectadores y enriquecer los contenidos que emitimos en la televisión tradicional. El objetivo es seguir un poco la estela de lo que están haciendo terceros como Movistar o Vodafone con sus OTTs. Basándonos en tecnología HbbTV, queremos que el usuario pueda recuperar contenidos ya emitidos o verlos desde el principio cuando están ya en emisión, tenga acceso a una guía de programación enriquecida, etcétera. Yo haría un símil con el botón rojo de RTVE, salvando las distancias, porque nuestro botón es mucho más profundo.

¿En qué punto está a nivel técnico?

Ciñéndome a la información de la que dispongo, han estado ya haciéndose pruebas este verano. Se están depurando matices y errores, algo común en este tipo de desarrollos. Es cierto que nos estamos encontrando alguna limitación, como es que los televisores deben ser HbbTV 1.5. Además, la certificación de los modelos de televisores en los que funciona no es, en ocasiones, tan rápida como nos gustaría. Aquí dependemos un poco de los fabricantes. En todo caso, sigue en marcha. Es un proyecto por lo que los tres grupos están apostando muy fuerte.

The Picture Producti
MixPre-10T de Sound
Calificar este artículo