InicioActualidadDaVinci Resolve Studio y cámaras URSA Mini Pro en la película The Oath

DaVinci Resolve Studio y cámaras URSA Mini Pro en la película The Oath

blackmagic_oath

La película «The Oath» se ha rodado con varias cámaras cinematográficas digitales URSA Mini Pro y se ha etalonado con DaVinci Resolve Studio.

 

Escrita, dirigida y protagonizada por Ike Barinholtz, la película cuenta con la participación de Tiffany Haddish, Billy Magnussen, John Cho y Carrie Brownstein, entre otros. Se estrenó recientemente en el Festival de Cine de Los Ángeles y en la actualidad se exhibe en varias salas. Se trata de un largometraje independiente que narra el intento de un hombre por sobrevivir al Día de Acción de Gracias en un país políticamente dividido, sin destruir a su familia.

 

Para el rodaje, el director de fotografía Cary Lalonde utilizó una cámara URSA Mini Pro PL y otras dos URSA Mini Pro EF, además de un monitor y grabador Video Assist 4K. Posteriormente, el colorista Mark Sachen y el editor Jack Price recurrieron a DaVinci Resolve Studio con el propósito de llevar a cabo la posproducción. Esta se realizó en las instalaciones de Sugar Studios LA, donde contaron con un dispositivo DaVinci Resolve Advanced Panel a fin de etalonar el material grabado.

 

«El diseño y la interfaz del modelo URSA Mini Pro son sumamente intuitivos. Durante el rodaje, las tres cámaras se equiparon con visores URSA Viewfinder, y todos sus mandos y botones están dispuestos de una manera muy natural», afirmó Lalonde. «Los filtros de densidad neutra integrados nos permitieron ahorrar tiempo al filmar, ya que podíamos cambiarlos a medida que las condiciones de iluminación variaban cuando grabábamos en exteriores».

 

Según Lalonde, el material obtenido con las cámaras URSA Mini Pro estuvo a la altura de las imágenes captadas con las demás unidades empleadas en el rodaje, de manera que la consistencia del material grabado no fue un problema. «Por ejemplo, en un momento utilizamos la URSA Mini Pro PL junto con otras dos cámaras para rodar una escena con seis personas. Empleamos tres unidades a fin de filmar en tres direcciones distintas al mismo tiempo, ya que esta fue la forma más eficiente de grabar una escena de cuatro páginas sin cambiar las cámaras de lugar. Cada una de ellas enfocaba a dos personas, lo cual fomentó la improvisación».

 

Lalonde y su equipo también emplearon el modelo URSA Mini Pro EF con el propósito de grabar planos de situación. En tal sentido, explicó: «Esto fue de suma utilidad durante la “hora mágica”, cuando el sol se pone. Para dar la impresión de que el tiempo transcurre en la película, queríamos mostrar la casa tanto de día como de noche, con ángulos tradicionales y otros no convencionales, a fin de que su apariencia coincidiera con el estado anímico de la trama. La historia comienza de una manera muy normal, pero hay una sensación de descarrilamiento a medida que se desarrolla».

 

Por su parte, Sachen usó DaVinci Resolve Studio en el set, a fin de ajustar el color de los copiones y realizar el etalonaje final. Asimismo, colaboró en el montaje de la película introduciendo metadatos, sincronizando el material grabado y creando secuencias de tomas con el programa, entre otras tareas. Posteriormente, Price pudo completar la edición también con DaVinci Resolve.

 

«Al editar, me gusta usar pantallas divididas para distintas tomas, con el objetivo de elegir aquella donde la actuación haya sido mejor, incluso aunque no contenga diálogo. Esto fue fundamental en el caso de “The Oath”, dado que los personajes están constantemente recibiendo noticias a través de los informativos durante toda la película», explicó Price. «Fue muy fácil realizar composiciones y estabilizar las imágenes con DaVinci Resolve Studio».

 

«En general, tanto la interfaz del programa como las combinaciones de teclas para las distintas funciones son sumamente intuitivas. Cuanto menos tiempo pasemos tratando de solucionar problemas técnicos durante el montaje, más podremos concentrarnos en la narrativa y las emociones», añadió Price. «DaVinci Resolve Studio incluye una gran cantidad de herramientas y prestaciones. Si buscas una función en particular, es probable que la tenga. La reproducción de las imágenes es muy sofisticada, al punto de poder editar archivos 2K en formato ProRes 4444 en un equipo MacBook Pro con suma facilidad»

TM BROADCAST organiz
La Cátedra RTVE en
Calificar este artículo